Con carácter general, el Programa intentará dotar a todas las tareas de una finalidad educativa, establecer una relación de confianza mutua entre el equipo de educador@s y las personas destinatarias de los proyectos,  hacerles protagonistas de su procesos y fomentar la autonomía, la creatividad y la participación.

La tarea educativa se desarrolla apoyándose en los siguientes criterios:

  • Activa y participativa; fomentado las iniciativas espontáneas.
  • Creadora; fomentando la creatividad y el pensamiento divergente.
  • Individualizada; prestando atención al proceso de cada participante.
  • Grupal; consolidando el trabajo en grupo como espacio socializador.
  • Interrelacional; fomentando la conexión continua entre participantes y grupos.
  • Flexible; adaptando la acción a las necesidades que se van detectando.
  • Preventiva y paliativa; incidiendo en aspectos básicos para un desarrollo normalizado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: